Publicado el Deja un comentario

CÓMO SEPARAR EL JAMÓN IBÉRICO LONCHEADO PARA QUE NO SE ROMPA

Sabemos que los loncheados ibéricos son un producto muy solicitado porque, además de poder disfrutar del jamón en pequeños y perfectos bocados, evitan que tengáis que cortarlo vosotros mismos por falta de tiempo o experiencia. Sin embargo, algunos nos habéis preguntado cómo separar el jamón loncheado y envasado al vacío para que las lonchas no se rompan y queden perfectas en el plato, como si estuviera recién cortado.

Si quieres sorprender con un maravilloso aperitivo de Jamón Ibérico o Embutido Ibérico, te contamos las claves para separar las lonchas a la perfección. De esta forma, tus invitados podrán disfrutar de un plato de Jamón Ibérico en todo su esplendor.

Principales trucos para separar el Jamón Ibérico
Ahora os vamos a hablar de los principales trucos que, aunque puedan parecer sencillos, los consideramos fundamentales para que logréis separar el Jamón Ibérico envasado al vacío de una forma adecuada.

Los loncheados deben conservarse en lugares frescos donde no les vaya a dar el sol, si creéis que esto no será posible en ningún lugar de la casa, también podéis optar por guardarlo en la nevera. Eso sí, si elegís esta última opción, es importante sacarlo media hora antes de ser consumido para dejarlo atemperar.

La temperatura es fundamental para poder despegar las lonchas de jamón ibérico con facilidad y sin que se rompan. Al llegar a su temperatura de consumo (es decir, cuando esté un tiempo fuera de la nevera), volverán a aparecer sus aceites característicos, lo que facilitará en gran medida su separación. Debes tener paciencia y cuando veas que la primera loncha se puede separar fácilmente, ese será el momento.

El truco, como ves, está en la temperatura y en la paciencia. Verás como es prácticamente imposible separar las lonchas recién sacadas de la nevera. Además, te aconsejamos también que una vez puestas en el plato, dejéis pasar unos 10 minutos para que pierdan ese contacto con el plástico y se aireen.

Otro de los trucos que funciona bien cuando no tenemos tanto tiempo para preparar el jamón, es colocar el paquete de loncheado ibérico debajo del chorro de agua templada durante 20 o 30 segundos para facilitar que las lonchas se separen. Luego deberás abrir el paquete y dejarlo airear unos minutos.

Pasado ese tiempo, verás que es mucho más fácil separar las lonchas y, además, si estaba guardado en la nevera, estará bastante atemperado.

Publicado el Deja un comentario

TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE LOS BENEFICIOS DEL JAMÓN IBÉRICO

El Jamón Ibérico es uno de los mayores tesoros de la gastronomía española y uno de los productos gourmet más apreciados dentro y fuera de nuestras fronteras. Su presencia es inigualable: caña fina, Jamón de Pata Negra, magro rojo, destaca su grasa infiltrada y el tocino muy jugoso. Sus elevados índices de ácido oleico aportados por la bellota aseguran su terneza y palatabilidad; pero, además, le confieren unas propiedades que lo posicionan como uno de los alimentos más saludables de la dieta mediterránea y un producto cardiosaludable.

Aportación nutricional del Jamón Ibérico

El Jamón Ibérico de Bellota, además de ser un producto gourmet único, es un alimento muy completo desde el punto de vista de su valor nutricional; perfecto para incluir en cualquier tipo de dieta. Al contrario de lo que se piensa habitualmente, el Jamón Ibérico no engorda cuando se consume de forma moderada. La grasa del Cerdo Ibérico producido en montanera se caracteriza por tener un elevado contenido en ácido oleico (alrededor del 55-65%), debido a una alimentación natural a base de bellota, que es rica en ácido oleico al igual que el olivo. El consumo de ácidos grasos monoinsaturados, como el ácido oleico, mejora y refuerza el endotelio; que es el tejido que protege las arterias del cuerpo humano y cuya inflamación es la culpable de la mayoría de enfermedades cardiovasculares.

El Jamón Ibérico proporciona proteínas, vitaminas B1, B6, B12 y ácido fólico, necesarias para un buen funcionamiento del cerebro. También es rico en vitamina E (antioxidante) y en minerales como el cobre, calcio, hierro, zinc, magnesio, fósforo y selenio.

La falta de vitaminas de este tipo puede provocar problemas en la salud derivados al cansancio, pesadez, falta de apetito y disminución de la protección del sistema inmunológico.

 

Beneficios de consumir Jamón Ibérico a diario

Si llegados a este punto aún no estás lo suficientemente convencido, a continuación te detallamos algunos beneficios de que consumir tanto Jamón Ibérico, como Paleta Ibérica a diario, además de un placer, es altamente saludable:

 

Prevención de enfermedades cardiovasculares: Como hemos visto anteriormente, el alto contenido en ácido oleico y tocoferoles naturales aportados por la bellota ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares, ya que contribuyen a reducir los niveles de LDL (colesterol malo) y mejorar el nivel de HDL (colesterol bueno).
Disminución de la fatiga en deportistas: El consumo moderado de Jamón de Bellota Ibérico ofrece un gran aporte proteico, con un perfil lipídico equilibrado y moderado en calorías. Consumir 100 gramos de producto aporta 34 gramos de proteínas, por lo que supone un alimento perfecto para ganar masa muscular y un perfecto sustituto de otras carnes rojas no tan saludables.
Prevención de la anemia: El Jamón Ibérico tiene un alto contenido en hierro, ideal para aportar a tu organismo este oligoelemento vital para nuestra salud.
Reducción de la ansiedad y el estrés: Gracias a sus altos niveles de triptófano (aminoácido precursor de la serotonina), el Jamón Ibérico actúa como antidepresivo natural. Su consumo ayuda a combatir el estrés y reducir la ansiedad con un efecto beneficioso sobre nuestro estado anímico.

¿Y qué pasa con la grasa y con la sal?

Muchos se comenta que el Jamón engorda por su grasa, pero el Jamón Ibérico tiene grasa monoinsaturada. Por ello, aumenta las tasas de colesterol bueno y disminuye el malo. El Jamón apenas aporta 250 kilocalorías por cada 100 gramos, por lo que no hay razones para eliminarlo de nuestra dieta.

Es verdad que contiene sal debido al proceso de salazón, pero no en mayor cantidad que otros muchos alimentos. De hecho, diversos estudios han demostrado que puede bajar la presión arterial y reducir los problemas de coagulación sanguínea. Eso sí, la recomendación es no exceder los 100 gramos diarios.

 

Ideas para introducir el Jamón ibérico en tu dieta

Una dieta equilibrada para conseguir una nutrición completa y saludable no está reñida con el placer del aroma y sabor exquisito de los productos gourmet. Lo mejor del Jamón Ibérico es que es perfecto para consumirlo a cualquier hora y con cualquier propuesta, como los loncheados a cuchillo por nuestros maestros cortadores. Pocos alimentos son tan completos y ofrecen tanta facilidad de consumo para incluir en una dieta sana y equilibrada como el Jamón Ibérico. No te pierdas estas sugerentes ideas para introducir el Jamón Ibérico en tu dieta diaria.

 

 

Hoy os hemos dado consejos para que tengáis más claro todos los beneficios que tiene comer un buen Jamón Ibérico y no tengáis problema para implementarlo en vuestras dietas. Esperamos que os haya gustado y sobre todo servido para que uséis lo aprendido en el futuro. También aprovechamos para recomendaros que visitéis nuestra tienda en la que podréis encontrar los accesorios necesarios para disfrutar como se debe del Jamón Ibérico y nuestros deliciosos Embutidos Ibéricos.

 

Publicado el Deja un comentario

¿Qué son los puntitos blancos del Jamón?

Los puntitos blancos que aparecen en el jamón son cristalizaciones de aminoácido tirosina. La formación de estos cristales tiene lugar durante el proceso de maduración del jamón ibérico.
El aminoácido tirosina se puede encontrar en la estructura de casi todas las proteínas del organismo de los mamíferos. Existen los aminoácidos clasificados como esenciales, que son aquellos que se producen gracias a una buena dieta, y aminoácidos no esenciales, que son aquellos que se producen gracias al funcionamiento de nuestro organismo. En concreto, este aminoácido se clasifica entre los no esenciales ya que su estructura viene dada a partir de la hidroxilación de fenilalanina, componente de algunas proteínas.
¿POR QUÉ APARECEN PUNTITOS BLANCOS EN EL JAMÓN?
Estas cristalizaciones de tirosina se dan lugar cuando las proteínas presentes en el jamón se degradan, por lo que la concentración de aminoácidos libres aumenta. La reacción de estos aminoácidos viene incentivada por la baja solubilidad de la tirosina. Cuando el jamón pierde agua, la tirosina se reagrupa y forma los cristales blancos tan famosos del jamón ibérico.
Aunque esta reacción tiene origen en las proteínas y su composición, también está incentivada por otros factores externos. La alimentación que ha llevado el cerdo constituye una pieza fundamental. Básicamente, esto es un indicio de que el cerdo ha estado bien alimentado y que ha seguido una dieta sana y equilibrada.
¿ESTÁ BUENO EL JAMÓN SI TIENE ESTOS PUNTITOS BLANCOS?
En efecto, el jamón sí que está bueno cuando tiene estos puntitos blancos. Es corriente pensar que estos puntitos blancos pueden ser una señal de que le pasa algo a la pieza, pero la realidad es totalmente contraria. Estos cristalitos son un símbolo de que el jamón es de la más alta calidad y que el proceso de curación del jamón se ha hecho de manera correcta: con mimo, tiempo y dedicación.
En conclusión, la aparición de estos cristalitos en el jamón no es en absoluto motivo de preocupación. Es más, su aparición es un indicio de que el proceso de curación y maduración del jamón se ha realizado lentamente y con cariño.
¡Es una pieza exquisita!