Publicado el Deja un comentario

CÓMO SEPARAR EL JAMÓN IBÉRICO LONCHEADO PARA QUE NO SE ROMPA

Sabemos que los loncheados ibéricos son un producto muy solicitado porque, además de poder disfrutar del jamón en pequeños y perfectos bocados, evitan que tengáis que cortarlo vosotros mismos por falta de tiempo o experiencia. Sin embargo, algunos nos habéis preguntado cómo separar el jamón loncheado y envasado al vacío para que las lonchas no se rompan y queden perfectas en el plato, como si estuviera recién cortado.

Si quieres sorprender con un maravilloso aperitivo de Jamón Ibérico o Embutido Ibérico, te contamos las claves para separar las lonchas a la perfección. De esta forma, tus invitados podrán disfrutar de un plato de Jamón Ibérico en todo su esplendor.

Principales trucos para separar el Jamón Ibérico
Ahora os vamos a hablar de los principales trucos que, aunque puedan parecer sencillos, los consideramos fundamentales para que logréis separar el Jamón Ibérico envasado al vacío de una forma adecuada.

Los loncheados deben conservarse en lugares frescos donde no les vaya a dar el sol, si creéis que esto no será posible en ningún lugar de la casa, también podéis optar por guardarlo en la nevera. Eso sí, si elegís esta última opción, es importante sacarlo media hora antes de ser consumido para dejarlo atemperar.

La temperatura es fundamental para poder despegar las lonchas de jamón ibérico con facilidad y sin que se rompan. Al llegar a su temperatura de consumo (es decir, cuando esté un tiempo fuera de la nevera), volverán a aparecer sus aceites característicos, lo que facilitará en gran medida su separación. Debes tener paciencia y cuando veas que la primera loncha se puede separar fácilmente, ese será el momento.

El truco, como ves, está en la temperatura y en la paciencia. Verás como es prácticamente imposible separar las lonchas recién sacadas de la nevera. Además, te aconsejamos también que una vez puestas en el plato, dejéis pasar unos 10 minutos para que pierdan ese contacto con el plástico y se aireen.

Otro de los trucos que funciona bien cuando no tenemos tanto tiempo para preparar el jamón, es colocar el paquete de loncheado ibérico debajo del chorro de agua templada durante 20 o 30 segundos para facilitar que las lonchas se separen. Luego deberás abrir el paquete y dejarlo airear unos minutos.

Pasado ese tiempo, verás que es mucho más fácil separar las lonchas y, además, si estaba guardado en la nevera, estará bastante atemperado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *